Coffee Walnut Cake (o tarta de café y nueces)

Cuando ví esta receta ya sabía que me iba a gustar. Me gustan las nueces, me gusta el café y por lo tanto me gustaría esta cake. La elaboración es sencilla y no lleva mucho tiempo. AL poco tiempo de meterla en el horno han empezado a salir los aromas. Mientras se horneaba me estaban dando unas ganas terribles de tomar un café fuerte, tranquila sin hacer nada más que disfrutar el café con un trozo de esta tarta. Es una delicia. Os recomiendo que la hagáis, ya que es fácil y se sale de la típica coca boba o del bizcocho, aunque el resultado sea muy parecido. Para que sea distinto está el frosting. Yo lo he hecho con queso crema, nata y café. El problema es que, aunque lo tengo montado en la nevera, cuando lo he sacado para hacer las fotos ha empezado a bajar la nata montada y se queda hecho una crema. Os aseguro que no importa. Salvo por el aspecto visual, el resultado es el mismo, un acompañamiento para esta cake, que al mezclar las texturas del bizcocho y las nueces con la suavidad y el frío del queso y la nata es estupendo. Además le da un toque de café frio buenísimo.
Vamos a por la receta:

Para la Coffee Walnut Cake:

200 grs. de mantequilla a temperatura ambiente
200 grs de azúcar blanquilla
4 huevos L
200 grs de harina para bizcochos
1 taza de café espresso corto
200 grs de nueces troceadas

Elaboración:
Precalentamos el horno a 175º. Mezclamos en un bol la mantequilla con el azúcar hasta que quede como una pomada. A continuación vamos añadiendo los huevos uno a uno y entre cada uno de ellos mezclamos bien la masa. Hasta que no esté perfectamente incorporado el huevo no añadiremos el siguiente. Cuando tenemos todos los huevos en la masa añadimos la taza de café y mezclamos hasta tener una mezcla homogénea. Añadimos la harina y mezclamos hasta que veamos que la masa tiene el mismo aspecto por todos los sitios. Añadimos las nueces y mezclamos bien. Yo he troceado a cuchillo las nueces, ya que a mí personalmente me gusta encontrarme los trozos. Si no os gusta podéis picarlas en la batidora de cuchillas, pero no dejéis que se haga harina.
Ponemos la mezcla en el molde y ahora al horno 50 minutos a 175º.

Mientras vamos con el frosting de queso y café.

Ingredientes:
125 ml de nata para montar muy fría
270 grs de queso crema
1 taza de café espresso corto
125 grs de azúcar moreno


Elaboración:
Antes que nada quiero que sepáis que he pasado el azúcar moreno por la batidora, ya que no me gusta ese “Crick” que hace al morderla cuando la trabajamos en frío, así que la he hecho polvo. En un bol he montado la nata. Es muy importante que esté muy fría, ya que si no no os va a montar bien. En otro bol he mezclado con una espátula el queso crema con el azúcar y con el café. Luego añadimos a la nata con cuidado para que se baje lo menos posible.
Listo, ahora solo queda que le pongáis un poco de frosting por encima a los trocitos de tarta y ya veréis qué rica está.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s