Tarta red velvet

Red Velvet Cake

Antes que nada quiero deciros que esta receta de Red Velvet Cake se puede aplicar tanto a una cake como a cupcakes, si os gustan más. Incluso las medidas pueden ser las mismas. Hace mucho tiempo que tenía ganas de hacer la Red Velvet. La primera vez que la ví me dejó fascinada ese color rojo intenso y pensé que no tardaría en hacerla. Pues he tardado. Así que ayer fue el cumpleaños de mi suegra y vi la ocasión perfecta para hacerla. Ni os imagináis cómo me notaba los nervios en el estómago mientras la iba haciendo. Me daba miedo, pero lo cierto es que, aunque es laboriosa, no es tan complicada como pensaba. Me encanta la cocina y la repostería y me gusta ponerme retos y esta tarta ha sido un reto sin lugar a duda.

Os voy a dar unos consejos que creo que os irán bien:

– Os recomiendo que hagais tres bizchochos iguales en vez de uno y partirlo en láminas, porque no hay nada más feo que tener miguitas de bizcocho rojo mezclándose con el frosting blanco. Creo que si dejáis la masa reposar de un día para otro será mejor.

-Si podéis poned esencia de vainilla incolora, porque aunque parezca mentira una cucharada de té de esencia con color hace que el frosting quede color crema.

-Y por último, os recomiendo hacer esta tarta en invierno o al menos en una cocina con aire acondicionado, ya que es mejor para que la cobertura quede perfecta, el calor hace que quede más líquida.

Dicho esto vamos con la receta:

Para una Red Velvet Cake de 22 cms de diámetro (para unas 8-10 personas):

Ingredientes: (para los bizcochos)
-125 gr. mantequilla

-275 gr. azúcar

-2 huevos

-280 gr. harina repostería
-una cucharada sopera de cacao en polvo
-1 cucharadita de levadura Royal
-1 cucharadita bicarbonato
-una pizca de sal sal
-240 gr. buttermilk
-2 cucharadas colorante rojo (yo usé Wilton)
-1 cucharadita vinagre blanco
-1 cucharadita extracto de vainilla
Elaboración:
Precalentamos el horno a 170º. Engrasamos con mantequilla los tres moldes. Preparamos un bol con todos los ingredientes secos menos el azúcar. Tamizamos todos y reservamos. En otro bol batimos la mantequilla a temperatura ambiente con el azúcar. Cuando haya blanqueado añadimos un huevo, batimos bien y añadimos el otro. Vamos incorporando todos los ingredientes húmedos hasta que formen una pasta. En un tercer bol mezclamos los ingredientes secos y los húmedos de la siguiente forma mientras vamos batiendo con las varillas: Un poco de secos, añadimos húmedos, secos, húmedos y terminamos con secos. Con un cazo de servir vamos poniendo la misma cantidad en cada uno de los moldes para que queden los tres bizcochos iguales. Y ahora al horno 20-25 minutos a 170º. Sacamos y dejamos enfriar en una rejilla. Es importante que estén completamente fríos para cubrir con el frosting.

Para el Cream Cheese Frosting:

Ingredientes:

-125 grs de mantequilla (os recomiendo que esté fría)

-400 grs de queso crema

-1 cucharada de té de esencia de vainilla

-300 grs de azúcar glas

Elaboración:

Batimos todos los ingredientes juntos hasta que quede con “estalactitas” cuando levantemos las varillas. Dejad reposar como una hora en la nevera y lista para montar.

Cuando tengáis tanto los bizcochos fríos como el frosting listo, vais alternando capas de crema entre capa y capa de bizcocho. Repartid con una espátula y repetid hasta que esté puesto el último bizcocho. Al final ponéis una capa más gruesa en la parte superior de la tarta y vais alisando. Con lo que sobre reservadlo para cubrir los laterales. Cuando esté lista decoráis a vuestro gusto y ¡a comer!.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s