fondant, tarta de fondant, tarta de cumpleaños

Tarta de Cumpleaños con Fondant

La semana pasada fue el cumpleaños de una buena amiga y pensé que le iba a regalar una tarta de fondant. Me pasé toda la semana de I+D+I. Hice experimentos de todo tipo: ganaché, bizcochosmasa de fondant, etc. Fue un poco locura, la verdad, pero me gusta ponerme retos y os aseguro que este ha sido uno. Empecé buscando vídeos en Youtube, pero me asombró ver la cantidad de artilugios que tenían todos para poder trabajar y dar forma a la masa. Yo cuento con cuatro colorantes de Wilton que he ido comprando poco a poco, un juego de estecas nada profesional, un rodillo de madera de los de toda la vida y un cortapizzas de esos que tenemos todos en casa. Pero esa falta de complementos la compensé con ganas y horas: ganas de hacer algo especial para una amiga que siempre ha estado ahí y horas de dedicación para hacer el pruebas acierto-error. Empecé el lunes documentándome un poco y haciendo un croquis de cómo quería que fuese la tarta. Luego videos, tutoriales, técnicas y un largo etcétera que fui viendo en Youtube y blogs. Y así y con mucho miedo me lancé a la piscina. Todas los ratos libres me ponía a hacer flores, por las tardes después de colgar la entrada correspondiente, más flores, por la noche después de cenar, más flores…Y no es que quisiera hacer un jardín botánico, es que llevan tiempo y no todas salen como te gustaría. Luego a hacer la pasta fondant, que me costó un buen rato ya que es super pegajosa. Es laboriosa por el amasado, la verdad y luego reposo. Y con el bizcocho, tres, tuve que hacer tres hasta que encontré la receta perfecta: consistente pero no seco, esponjoso, pero no demasiado. Pensad que debía ser lo suficientemente fuerte como para aguantar el peso de la masa y del adorno (entre los dos unos 750 grs de fondant más o menos). Y mientras los ganachés: de chocolate puro y de chocolate blanco. Y reposo. Total, que el jueves eran las 12:30 de la noche y yo estaba con el último bizcocho en el horno, viendo la tele mientras hacía hojas y el lazo de fondant. Y lo peor vino cuando me acosté y me dieron las 4:30 intentando dormir, pero tenía unos nervios…De verdad, para verme. No podía dormir por si no me salía bien el montaje de la tarta. Estuve a punto de levantarme a seguir unas 4 veces, pero aguanté. Y al día siguiente, en cuanto llegué a casa a las dos no quería ni comer, me fui directa a hacer la puesta en escena de mi tarta. Corté el bizcocho en tres, mojé con almíbar, monté el ganaché para el relleno, y comencé a estirar el fondant. Con mucho cuidado fuí poniendo las capas con las cremas, y cuando llegó el momento de cubrir con fondant pensaba que se me salía el corazón. Bieeen, esto ha salido y ahora a pegar las flores y las hojas. Y por último el lazo. Conclusión, que no será la tarta más bonita del mundo, pero con todo el trabajo que lleva quedé realmente orgullosa. Y por cierto, todos los fallos que yo le encontré (que fueron unos cuantos) cuando la saqué en el cumpleaños la gente ni se dió cuenta. Lo único que podían mirar era aquellas preciosas rosas y la cara de orgullo de mi amiga al darse cuenta de que llevaba muchos días siendo la protagonista para mí.

Feliz cumpleaños, Eva.

Anuncios

2 pensamientos en “Tarta de Cumpleaños con Fondant

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s