Red Velvet Heart Whoopie Pies

Ya falta solo una semana para el día de San Valentín y como prometí he preparado unos whoopie pies preciosos con los que podréis dar una sorpresa romántica que enamorará aún más a vuestros Valentines. He hecho unos whoopie pies de red velvet en forma de corazón, más románticos imposibles, ¿verdad?

Lo bueno de los whoopie pies es que son fáciles de hacer (bueno, después de la última entrada de la layer cake cualquier cosa es fácil) y además están riquísimos, ya que son como unos bocaditos de cupcakes, además no empachan ya que son más pequeños que los estos. En este caso los he hecho con forma de corazón porque me parecía de lo más mono para tener un detallito con vuestras parejas, primero, porque el Red Velvet le gusta a todo el mundo y segundo, porque con ese color rojo, tan esponjosos, rellenos de crema de queso…Vamos, que de esta seguro que triunfáis ¡Seguro que les gustan!

red velvet whoopie pie

Esta es una de esas recetas que no necesitan de mis típicas frases de “a tener en cuenta” ya que a estas alturas del blog, lo del red velvet está más que superado. La única diferencia que tienen en cuanto a ingredientes es que no llevan vinagre, por lo que el bicarbonato se pone junto al resto de ingredientes secos, pero en la elaboración lo explico bien. Podría también poner una de esas parrafadas de dónde y porqué se inventaron los whoopie pies, pero la verdad, no creo que sea demasiado importante, ya que al otro lado del charco el que se lo agencien como invento unas amas de casa Amish o una repostera de Boston no nos importa mucho. Lo único que importa es que fuera quien fuese tuvo una idea genial creando estos deliciosos bocaditos, ¿no os parece? Pues venga, vamos a por la receta.

san valentin red velvet whoopie pie

Red Velvet Heart Whoopie Pie (para 16 sandwiches)

Ingredientes:

Para los bizcochos:

-200 grs de harina de trigo

-2 cucharadas soperas de cacao en polvo

-110 grs de azúcar moreno

-1/4 de cucharadita de bicarbonato

-1/4 de cucharadita de sal

-1/2 cucharadita de levadura en polvo

-1/2 cucharadita de café de colorante en gel (yo utilizo Wilton)

-85 grs de mantequilla a temperatura ambiente

-1 huevo a temperatura ambiente

-120 ml de buttermilk

-1 cucharadita de esencia de vainilla

 

Para el frosting de crema de queso:

-165 grs de mantequilla a temperatura ambiente

-100 grs de azúcar glas tamizada

-175 grs de queso crema frío

 

Elaboración:

Precalentamos el horno a 180º. Antes que nada he de decir que hay que tamizar todos los ingredientes secos. En un bol ponemos la harina, el cacao, la sal, el bicarbonato y la levadura todo tamizado y mezclamos bien. Reservamos. En otro bol ponemos la mantequilla y con las varillas batimos bien hasta que esté a punto pomada. Añadimos el azúcar y volvemos a batir bien. Ahora añadiremos el huevo y la vainilla a la mezcla y batimos hasta que esté homogéneo. Reservamos. En un recipiente ponemos el buttermilk y le añadimos el colorante que mezclaremos hasta que se disuelva completamente. Ahora cogemos el bol de los ingredientes húmedos y en  él vamos a ir añadiendo los ingredientes secos y el buttermilk de la siguiente manera: secos, buttermilk, secos, buttermilk y secos mientras mezclamos todo hasta que quede la masa homogénea. Ahora ponemos la mezcla en una manga pastelera y vamos llenando los moldes, en este caso, hasta 1/4 de su capacidad ya que no queremos hacer muffins. Y ahora al horno a 180º durante unos 10-12 minutos. Sacamos y dejamos enfriar en una rejilla completamente. Vamos a hacer el relleno.

Ponemos en un bol la mantequilla a temperatura ambiente y batimos bien con las varillas hasta que esté esponjosa. Ahora añadimos el azúcar tamizada y seguimos mezclando. Por último añadimos el queso crema y batimos a velocidad alta para que monte. Podéis añadirle vainilla o más azúcar si os gusta, pero a mí, después de muuuchos euros gastados en encontrar la receta perfecta esta es la que más me gusta (supongo que porque la he hecho sin seguir receta, a mi gusto) y además no se baja nada la crema. Cuando la tengáis la ponéis en una manga pastelera y vais poniendo encima de los bizcochitos una cantidad más o menos generosa según os guste. Ahora solamente nos falta ponerle la tapita al bizcocho de base con frosting y ya tenemos unos preciosos whoopie pies de red velvet. ¿A que no ha sido para tanto?

 

Anuncios

2 pensamientos en “Red Velvet Heart Whoopie Pies

    • Hola Isabel:
      Para hacer la forma del corazón hay dos maneras. Una es comprar unos moldes de silicona de los de muffin y rellenarlos hasta 1/4 de su capacidad con la masa para que no suban mucho. Si no tienes no te compliques, dibuja corazones en un papel de hornear para que te sirva de plantilla, rellena una manga pastelera con la masa y con cuidadito vas haciendo la forma que has dibujado en el papel sin poner mucha cantidad. Ya me contarás qué tal te ha funcionado.
      Un abrazo para ti también.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s