Tarta de Galletas y Chocolate Monster High (Making Off)

¿Recordáis la tarta que colgué la semana pasada? Pues ha sido todo un éxito, pero hay unos cuantos que me han preguntado cómo la hice, así que hoy voy a narrar el making off (errores incluídos) para que podáis hacerla vosotros mismos.

Empecemos por la tarta base: la clienta quería una tarta de galletas con chocolate. Me pidió que fuese de galletas Rio con chocolate Valor y leche. Para esto utilicé:

-1 litro de leche para el chocolate

-1 kg de chocolate Valor a la taza

-1/2 litro de leche para mojar las galletas

-1 paquete grande de galletas Rio (utilicé 4 paquetitos)

-4 yemas de huevo

La elaboración de esta tarta es muy sencilla. Para el que no lo haya hecho nunca consiste solamente en hacer el chocolate a la taza, añadirle las yemas de huevo y dejar que enfríe. Luego mojamos bien las galletas en leche y vamos poniendo capas alternativas de galletas mojadas y chocolate a la taza. Después frigorífico y listo. Lo único a tener en cuenta es que las galletas tienen que estar muy mojadas, ya que si os quedan secas o crujientes la tarta no vale nada. Es una tarta húmeda. Muy húmeda. Humedísima.

Cero complicación la versión sencilla. El problema viene cuando quieres hacer algo especial con una tarta húmeda. He hecho muchas tartas y con diferencia esta es la que más me costó. No por la elaboración (evidentemente) sino para poder llevar a cabo el diseño que había preparado.

Mi intención inicial era hacer una tarta rectangular muy grande de unos 45×35 cms, con Kit Kat adornando el perímetro y superficie suficiente para todos los adornos que había preparado para las niñas, pero cada vez que la montaba y llegaba a la 6ª capa de galletas se empezaba a desparramar por la humedad. Tarta nº1 a la basura.

Empieza la tarta nº2 y compro una bandeja rígida de color fucsia, para que no empapase la parte inferior con el peso de las capas superiores y aguantase bien el peso final de la tarta (tened en cuenta que era para 25 niños y algunos padres). Cambio la receta del chocolate porque no termina de ser todo lo espeso que necesito. Consigo el espesor pero ¡Sorpresa!, cuando llega la capa nº7 vuelve a empezar el baile de las galletas flotantes. Segunda tarta a la basura.

A todo esto tenía que entregar la tarta al día siguiente y estaba desesperada, porque para que esté buena debe reposar una vez hecha una noche más o menos. Pues nada, botas de agua que está lloviendo y corriendo al super a por otra tanda de ingredientes.

Con la tercera tarta la cosa empezó mejor. Volví a cambiar la fórmula del chocolate y dejé menos tiempo las galletas en la leche. Entonces pensé en ir mojando con un pulverizador lleno de leche las galletas una vez puestas antes de añadir el chocolate. Y eso parecía que funcionaba, pero la tarta seguía siendo demasiado grande y volvía a tener el mismo problema. Al no querer ponerla en un molde para entregarla, ya que la quería adornar de una manera concreta no había tope que la aguantase y del propio peso se vencía. Tercer intento fallido.

Doce de la noche, desesperada y sin haber cenado por el nudo que tenía en el estómago consulto con mi marido. Y entre los dos ideamos un plan (digo yo que tantos años trabajando con arquitectos y planos tienen que servir de algo). Pensamos en la “deconstrucción” de la tarta, como diría Ferrán Adriá. Así que vuelta a empezar, pero esta vez tenía que ser la definitiva. Y lo fue.

Lo primero: Molde de 28 cms de diámetro desmontable. Segundo: Forramos el mismo con papel de horno de manera que quede muy tenso (nada de arrugas). Tercero: Fundimos dos tabletas de chocolate de cobertura (ojo, nada de mantequilla) y dejamos que entibie, pero no frío, tibio. Pincel y Kit Kat. Comenzamos poniendo chocolate de cobertura en toda la base del molde hasta que cree una capa de un par de mm. Enfriamos. Ahora cogemos los Kit Kat de tres en tres y encaramos la parte del nombre con el borde exterior del molde en vertical y acto seguido y con un pincel de cocina vamos pincelando capas (primero finas) de chocolate de cobertura y seguimos hasta rodear todo el perímetro del molde. Dejamos enfriar. Volvemos a pasar el pincel con chocolate por el perímetro y volvemos a enfriar. Hacedlo hasta que se gaste todo el chocolate de cobertura y dejamos en la nevera.

Cuando el molde galletil está en el frigo empezamos con la tarta de galletas propiamente dicha, es decir, vamos preparando en una base la tarta de galletas. Ahora necesitamos que esté muy húmeda y blandita, ya que cuando esté lista vamos a rellenar con ella el vaso que hemos formado con los Kit Kat. Cuando lo tengamos listo rellenamos ajustando el tamaño de las galletas al molde redondo y vamos añadiendo más capas de chocolate a la taza para que rellene bien todos los huecos que pudiese tener. Terminamos con una capa gruesa de chocolate a la taza y al frigo. Ni una pérdida de humedad, ni un hueco, ni nada. Eso sí, sed muy meticulosos en el pincelado, que no quede ningún hueco sin pincelar con chocolate por pequeño que sea. El líquido, por donde pueda se abrirá paso y os echará a perder todo el trabajo.

Y ahora vamos a por la calavera de chocolate.

Necesitamos:

-1 tableta de chocolate de cobertura negro

-1 tableta de chocolate de cobertura blanco

-Colorante alimentario rojo (si puede ser liposoluble)

-3 mangas pasteleras

-3 boquillas del nº2

-Una carpeta tipo sobre de las de plástico

-El dibujo que queráis hacer

¿ Cómo se hace? Fundid el chocolate y esperad a que enfríe, como un punto antes de que se empiece a poner sólido de nuevo. Si queréis colores (en este caso el rosa) añadid el colorante al chocolate blanco y mezclad bien. Rellenamos las mangas con cada color que necesitemos. Cortamos la carpeta a tamaño folio de una sola hoja. Ponemos el dibujo que queramos hacer y encima el plástico y fijamos todo con fixo. Pasamos un trapito con unas gotas de aceite de girasol por la superficie del plástico. Ahora vamos dibujando el perfil cubriendo bien todos los huecos. Cuando esté listo metemos en el frigo hasta que cuaje bien. Sacamos y rellenamos del color que queramos y al frigo y así hasta que terminemos con todos los colores. Cada color necesita su propio tiempo de enfriado, ya que si no está muy frío al añadir otro color por encima o el contorno, como este último debe estar un poco caliente, se emborronará.

Pues ya está, espero que os haya servido de ayuda y no olvidéis enviar vuestras fotos si os decidís a hacerla.

Un abrazo.

 

Anuncios

3 pensamientos en “Tarta de Galletas y Chocolate Monster High (Making Off)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s