Mega Kit Kat

Esta semana me he puesto más chocolatosa de lo habitual y es que me encontré un tutorial de cómo hacer un Kit Kat gigante y me entró un gusanillo que no me lo podía quitar de la cabeza. Esta receta es super fácil  ya que no necesitamos horno, ni cocina, ni casi nada. Con un molde de plum cake, un microondas y un frigorífico lo tenemos todo.

Kit Kat gigante 1

Los ingredientes son fáciles de encontrar y luego, si os gusta la presentación, con un papel de regalo, papel de seda y unas tijeras tenemos un envoltorio de lo más aparente. Tengo que decir que lo he probado (por supuesto), y está mejor que el Kit Kat, porque el chocolate es puro y a mí personalmente me gusta más. Si a esto le sumamos la Nutella del relleno, pues ya tenemos la combinación perfecta, así que ¡¡Nestlé, toma nota!!

Kit Kat gigante 2

Kit Kat Gigante

Ingredientes:

-2 paquetes de barquillos rellenos de chocolate

-3 pastillas de chocolate de cobertura

-1 bote de Nutella

Elaboración:

Lo primero es preparar el molde de plum cake, por lo que lo frotamos con mantequilla y lo forramos después con papel de hornear, que cortaremos de forma que ajuste lo más posible, para que luego el Kit Kat no tenga arrugas marcadas. Deshacemos una pastilla de chocolate en el microondas (unos 2 minutos a 600w), y cuando esté bien fundido ponemos todo en la base del molde. Extendemos bien y ponemos en el congelador unos 10 minutos. Mientras se enfría vamos preparando las galletas haciendo sandwiches de barquillo con Nutella, es decir, cogemos barquillo, untamos con Nutella y tapamos con barquillo que a su vez también untamos con Nutella. Ya sabéis, capa de barquillo, capa de Nutella empezando y acabando con barquillo solamente. A mí me han salido montoncitos de 6 barquillos para que quede hasta arriba. Preparad todos los barquillos así, los usaréis todos. Sacamos el molde del frío y ahora ponemos los montones de barquillo uno junto a otro hasta que completen el molde, pero ojo: es muy importante que dejemos un hueco por todo el perímetro del molde para que se pueda rellenar bien con chocolate. Una vez que tengamos los barquillos colocados, fundimos el resto del chocolate y con cuidado vamos echándolo por el hueco perimetral que hemos dejado hasta que quede completamente lleno. Os recomiendo que cuando esté le deis unos golpecitos para asegurar que rellena todos los huecos. Cubrimos la parte de arriba (lo que será la base) con el resto del chocolate fundido y a la nevera. Dejamos enfriar una hora y ya tenemos listo el Kit Kat.

Kit Kat gigante 3

Una recomendación, antes de cortarlo dejadlo fuera de la nevera al menos media hora, ya que si no la capa de cobertura se romperá al cortarla, como me ha pasado a mí, que veo chocolate y me desespero 😉

Anuncios

Galletas decoradas con fondant I

Estoy pasando una fase de decoración de galletas bastante preocupante, sobre todo para mis catadores oficiales, ya que al contrario de lo que les pasa con los cupcakes, pies, muffins, etc.  nunca quieren comerse las galletas que hago porque “les da pena”…Ya ves, a mi sin embargo me gusta probar todo lo que hago, galletas incluidas  porque si no lo hiciese ¿cómo os diría si están bien o mal? Vamos, que lo mio es puro sacrificio.

galleta decorada con fondant niña 6

La semana pasada me pidieron unas muestras de galletas, a las cuales por cierto no hice ni una mísera foto. Una pena, porque quedaron muy bonitas, la verdad. Así que aprovechando que hice de más con muchas formas diferentes voy a ir decorando algunas a ratitos y os las iré enseñando. Por cierto, aquí os dejo el enlace de la masa de galletas que utilizo.

galleta decorada con fondant niña 1

 

galleta decorada con fondant niña 2

Reconozco que a mí me gusta más hacerlas de fondant, en primer lugar porque todo el mundo las hace de glasa y yo voy por libre, y por otra parte porque me gusta ir diseñando al tiempo que las voy haciendo, así que pruebo una cosa y si me gusta la dejo y si no, recojo la masa y vuelta a empezar. Además me gusta mucho más el acabado, queda más ñoño, por lo menos para mi gusto. Que no digo que no me gusten las de glasa, hay auténticas maestras de este tipo de galletas, pero para hacerlas yo me gusta más el fondant.

galleta decorada con fondant niña 3

 

galleta decorada con fondant niña 4

Las que he hecho han sido para unas niñas, unas mini Rebecas, así que he preparado una niña vestida de domingo, con su vestidito blanco de punto y volantes, su diadema a juego y su osito, porque hay niños que no salen de casa sin su juguete favorito (muchos de mis pequeños vecinos por lo menos) y la otra es una niña preparada para ir a la piscina, con un bañador a juego con su gorrito de baño lleno de flores y sus chanclas, lista para darse el primer chapuzón del verano yendo a la última. ¿Os gustan?

galleta decorada con fondant niña 5

Wedding Cookie ó Galleta Tarta de Boda

Hoy os traigo un post distinto. Quería enseñaros estas preciosas galletas de tarta de boda que he hecho. El otro día vi unas wedding cookies y me encantaron y he querido rizar el rizo.

Galleta tarta wedding cookie 1

Bueno, empiezo por el principio. Ya sabéis que estoy en fase de I+D desde hace meses. Tened en cuenta que soy autodidacta y que no tengo a nadie que me de clases para aprender nuevas técnicas o recetas, así que voy siempre con el Acierto-Error. Evidentemente todo lo que cuelgo ha sido elaborado antes por mí, para eso cuelgo las fotos y todo lo que hago me lo como para saber si falta o sobra algo antes de daros la receta.

Galleta tarta wedding cookie 2

Bueno, pues el otro día navegando por Pinterest vi unas preciosas galletas que me encantaron. Eran como pequeñas tartas de boda pero en 3D. Las típicas galletas decoradas con forma de tarta también son muy bonitas, pero yo reconozco que tengo debilidad por combinar el sugarcraft con las galletas. El problema que les ví es que podían mejorarse, no daban la sensación completa de tarta nupcial, así que me propuse mejorar esas galletas que me gustaron tanto. Cogí la receta de galletas de mantequilla que colgué hace unos meses y comencé a elaborar la “base de la tarta”. Mientras reposaba la masa hice el pinta y colorea, o sea, el diseño de la tarta en papel para saber qué quería hacer exactamente. Tras el horneado de las galletas las dejé enfriar y las pegué con glasa a punto de perfilado para que no se moviesen con la manipulación y mientras se secaban me dediqué a lo de siempre: teñido de pasta de azúcar, corte de flores y hojas, amasado de fondant, etc. Cuando tenía todo listo comencé a dar forma a mi idea. Las cubrí con fondant individualmente como cualquier tarta y las pegué entre sí con un poco de agua. A continuación les fui pegando las flores y hojas con cuidadito, que eran muy pequeñas. Dí color a las flores blancas con colorante en polvo rosa para hacer un acabado más pastel, más empolvado.  Hice el remate entre las galletas con fondant simulando una costura en el bajo de la “tarta” superior y rematé la base de la tarta con cinta grosgrain en color crema. Y estoy muy pero que muy contenta con el resultado obtenido. Creo que es la galleta más bonita que he visto nunca, aunque también puede ser que no sea muy objetiva ya que la he hecho yo, ja, ja… Espero que os guste el resultado tanto como a mí.

Galleta tarta wedding cookie 3

Red Velvet Heart Whoopie Pies

Ya falta solo una semana para el día de San Valentín y como prometí he preparado unos whoopie pies preciosos con los que podréis dar una sorpresa romántica que enamorará aún más a vuestros Valentines. He hecho unos whoopie pies de red velvet en forma de corazón, más románticos imposibles, ¿verdad?

Lo bueno de los whoopie pies es que son fáciles de hacer (bueno, después de la última entrada de la layer cake cualquier cosa es fácil) y además están riquísimos, ya que son como unos bocaditos de cupcakes, además no empachan ya que son más pequeños que los estos. En este caso los he hecho con forma de corazón porque me parecía de lo más mono para tener un detallito con vuestras parejas, primero, porque el Red Velvet le gusta a todo el mundo y segundo, porque con ese color rojo, tan esponjosos, rellenos de crema de queso…Vamos, que de esta seguro que triunfáis ¡Seguro que les gustan!

red velvet whoopie pie

Esta es una de esas recetas que no necesitan de mis típicas frases de “a tener en cuenta” ya que a estas alturas del blog, lo del red velvet está más que superado. La única diferencia que tienen en cuanto a ingredientes es que no llevan vinagre, por lo que el bicarbonato se pone junto al resto de ingredientes secos, pero en la elaboración lo explico bien. Podría también poner una de esas parrafadas de dónde y porqué se inventaron los whoopie pies, pero la verdad, no creo que sea demasiado importante, ya que al otro lado del charco el que se lo agencien como invento unas amas de casa Amish o una repostera de Boston no nos importa mucho. Lo único que importa es que fuera quien fuese tuvo una idea genial creando estos deliciosos bocaditos, ¿no os parece? Pues venga, vamos a por la receta.

san valentin red velvet whoopie pie

Red Velvet Heart Whoopie Pie (para 16 sandwiches)

Ingredientes:

Para los bizcochos:

-200 grs de harina de trigo

-2 cucharadas soperas de cacao en polvo

-110 grs de azúcar moreno

-1/4 de cucharadita de bicarbonato

-1/4 de cucharadita de sal

-1/2 cucharadita de levadura en polvo

-1/2 cucharadita de café de colorante en gel (yo utilizo Wilton)

-85 grs de mantequilla a temperatura ambiente

-1 huevo a temperatura ambiente

-120 ml de buttermilk

-1 cucharadita de esencia de vainilla

 

Para el frosting de crema de queso:

-165 grs de mantequilla a temperatura ambiente

-100 grs de azúcar glas tamizada

-175 grs de queso crema frío

 

Elaboración:

Precalentamos el horno a 180º. Antes que nada he de decir que hay que tamizar todos los ingredientes secos. En un bol ponemos la harina, el cacao, la sal, el bicarbonato y la levadura todo tamizado y mezclamos bien. Reservamos. En otro bol ponemos la mantequilla y con las varillas batimos bien hasta que esté a punto pomada. Añadimos el azúcar y volvemos a batir bien. Ahora añadiremos el huevo y la vainilla a la mezcla y batimos hasta que esté homogéneo. Reservamos. En un recipiente ponemos el buttermilk y le añadimos el colorante que mezclaremos hasta que se disuelva completamente. Ahora cogemos el bol de los ingredientes húmedos y en  él vamos a ir añadiendo los ingredientes secos y el buttermilk de la siguiente manera: secos, buttermilk, secos, buttermilk y secos mientras mezclamos todo hasta que quede la masa homogénea. Ahora ponemos la mezcla en una manga pastelera y vamos llenando los moldes, en este caso, hasta 1/4 de su capacidad ya que no queremos hacer muffins. Y ahora al horno a 180º durante unos 10-12 minutos. Sacamos y dejamos enfriar en una rejilla completamente. Vamos a hacer el relleno.

Ponemos en un bol la mantequilla a temperatura ambiente y batimos bien con las varillas hasta que esté esponjosa. Ahora añadimos el azúcar tamizada y seguimos mezclando. Por último añadimos el queso crema y batimos a velocidad alta para que monte. Podéis añadirle vainilla o más azúcar si os gusta, pero a mí, después de muuuchos euros gastados en encontrar la receta perfecta esta es la que más me gusta (supongo que porque la he hecho sin seguir receta, a mi gusto) y además no se baja nada la crema. Cuando la tengáis la ponéis en una manga pastelera y vais poniendo encima de los bizcochitos una cantidad más o menos generosa según os guste. Ahora solamente nos falta ponerle la tapita al bizcocho de base con frosting y ya tenemos unos preciosos whoopie pies de red velvet. ¿A que no ha sido para tanto?

 

Crinkle Cookies

Hace tiempo que le tenía echado el ojo las Crinkle Cookies y hoy no he podido resistir la tentación de hacerlas. Es una receta super fácil  o una easy recipe, jeje. Además, los ingredientes los tenemos todos en casa, por lo que no tenemos que salir corriendo a toda prisa porque nos falta algo a última hora y es que solamente lleva harina, huevos, chocolate, mantequilla y azúcar y por supuesto el ingrediente más importante, el que nunca puede faltar en cualquier cocina: AMOR. Si tenéis esto, estáis listos para poneros manos a la obra y hacer las galletas más deliciosas que habréis probado nunca. Cosas importantes para hacer esta receta: debéis utilizar mucha azúcar glas para que se note bien el contraste del chocolate cuando “crakeen” en el horno y otra cosa muy importante es que la masa debe estar helada, no congelada sino helada, o sea, un par de horas de frigorífico para que la masa repose y quede dura y así al meterla en el horno caliente se romperá mejor la galleta. Venga, pues ahora que ya está dicho todo, vamos a por la receta.

Ingredientes (para 24 galletas)

-230 grs de chocolate de cobertura

-55 grs de mantequilla

-195 grs de harina de trigo

-una pizca de sal

-2 cucharaditas de esencia de vainilla

-1 cucharadita de levadura en polvo

-2 huevos grandes

-100 grs de azúcar

-150 grs de azúcar glas (para “rebozar”)

Elaboración:

Ponemos el chocolate y la mantequilla en un recipiente y calentamos hasta que esté deshecho. Dejamos enfriar a temperatura ambiente. En un bol ponemos la harina, el azúcar, la sal y la levadura y mezclamos. Reservamos. En otro bol ponemos los huevos y batimos durante unos 3 minutos hasta que queden espumosos y tripliquen su volumen. Añadimos la vainilla a los huevos. Cuando la mezcla del chocolate esté fría vamos añadiéndola poco a poco a los huevos y mezclamos bien. Hacemos un hueco en el bol de los ingredientes secos y vamos incorporando la mezcla de huevos y chocolate. Mezclamos bien con una lengua hasta que tenga una consistencia firme pero esponjosa. Tapamos el bol con un film y dejamos reposar la masa en la nevera un mínimo de dos horas.

Cuando tengamos la masa bien reposada y fría precalentamos el horno a 165º. Mientras se va calentando el horno ponemos un plato hondo con mucha azúcar glas. Con la masa vamos cogiendo cucharadas y haciendo bolitas de unos 2,5 cms de diámetro y vamos rebozando muy bien con el azúcar glas. Ahora ponemos las bolitas en la bandeja del horno y dejamos hornear durante unos 8-10 minutos. Sacamos y dejamos enfriar en una rejilla. Y ahora un cafetito caliente y ya estáis listos para degustar las deliciosas Crinkle Cookies. Espero que os gusten 😉

Gingerbread Man ó Hombrecillos de Jengibre

Ya queda poco para las fiestas y mucho menos para adornar el árbol, y este año lo vamos a adornar con Gingerbread Men y copos de nieve. Las galletas de jengibre son tradicionales en fiestas de Navidad en USA. Primero he preparado las galletas y he terminado decorándolas de varias formas para que veáis algunas ideas con diferentes niveles de dificultad. Yo no les he hecho el agujerito para colgarlas, ya que en mi caso prefería regalarlas, pero si os decidís a decorar el árbol con ellas, hacedles un agujero en la parte superior antes de hornear y luego le pasáis un hilo o una cinta. Sobre la decoración de las galletas tengo que decir que he usado varias técnicas distintas: para los hombrecillos royal icing, sprinkles de corazones y mini M&M’s y fondant. Para las estrellas glasa, pero con unas he utilizado el escarchado con azúcar y con las otras el ganchillo. Ya os he dicho que depende de la dificultad que os suponga. Lo único que importa es el cariño que les pongáis y así os saldrán bonitas seguro. Con las cantidades que os doy salen 12 galletas de muñecos y 12 de estrellas.

Gingerbread Man

-475 grs de harina de trigo

-200 grs de melaza

-1/4 de cucharadita de nuez moscada

-1/4 de cucharadita de clavo molido

-2 cucharadas soperas de jengibre en polvo

-1/4 cucharadita de pimienta molida

-1 pizca de sal

-1/4 cucharadita de bicarbonato

-90 grs de azúcar moreno

-1 huevo

-200 grs de mantequilla a temperatura ambiente

Elaboración:

Precalentamos el horno a 180º. En un bol ponemos la mantequilla y batimos hasta que quede a punto de pomada. A continuación añadimos el huevo y volvemos a batir. Cuando esté esponjoso añadimos la melaza y el azúcar. Batimos bien y reservamos. En otro bol ponemos la harina, las especias, la sal y el bircabonato. Mezclamos todo bien y hacemos un hueco en el centro en el que vamos incorporando la mezcla húmeda poco a poco. Mezclamos bien con una lengua hasta que se queden integrados todos los ingredientes y sin grumos. Ahora guardamos la masa en un recipiente y dejamos reposar en la nevera un par de horas. Cuando haya reposado extendemos la masa con un rodillo hasta que dejemos un grosor de 0,5 cms. Vamos cortando con los cortadores que queramos y ponemos en la bandeja del horno. Horneamos durante unos 12-15 minutos dependiendo de cómo os gusten de crujientes. Sacamos del horno y dejamos enfriar en una rejilla. Y ahora solamente queda decorarlas como más nos guste.

Espero que las disfrutéis.

IngredientesGingerbread mezcla secaPreparamos la mezcla húmedaAñadimos la melazaA hornear los gingerbread menMezclamos húmedo y secoGingerbread Man Nivel dificultad 2Gingerbread Man Nivel dificultad 1Los Gingerbread MenY ahora el royal icingGingerbread Man Nivel dificultad 3Estrellas de Jengibre variasCopos de nieve y ganchillo

Cookies, Halloween, galletas decoradas

Witch Fingers Cookies o Galletas de Halloween

Ya no queda nada para Halloween y sigo con las recetas para estos días. Hoy he preparado unas galletas de Dedos de Bruja o Witch Fingers Cookies. Estas me han encantado porque son muy sencillas de elaborar y quedan muy aparentes para estas fechas. Todos los años mis vecinos más jóvenes (o sea, los niños) tocan a las puertas para que les demos caramelos y pensé que estaría bien darles este año algo más sano y que les gustase, porque los niños se guían mucho por la vista. Por eso elegí estas galletas que la verdad, más horripilantes no pueden ser. Verdes, con esas uñas, la sangre…Arggg. Pero bueno, creo que a ellos les gustarán. Esta receta no tiene ninguna complicación, lo único que he variado es la cantidad de harina, ya que no quería que quedasen muy compactas, porque vivo en un vecindario de gente joven y a mis pequeños vecinos les faltan algunos dientes, así que las he hecho un poco menos crujientes que si fueran para decorar, pero se trata de que puedan comerlas y disfruten, no que les salte aquel diente que se les empezaba a mover, ja, ja. Con las cantidades que os doy salen 24 galletas grandes.

Ingredientes:

-240 grs de mantequilla a temperatura ambiente

-180 grs de azúcar

-320 grs de harina de trigo

-1 huevo

-1 cucharadita de esencia de vainilla

-1/2 cucharadita de esencia de almendra

-1 pizca de sal

-1/2 cucharadita de levadura en polvo

-1/2 cucharadita de café de colorante verde

-24 almendras crudas

-glasa real tintada de rojo

Elaboración:

Precalentamos el horno a 180º. En un bol ponemos la mantequilla y batimos. Añadimos el azúcar. Cuando esté bien mezclado añadiremos el huevo y volvemos a mezclar bien. Ahora ponemos las esencias y la sal y seguimos mezclando. Ahora incorporaremos la harina a la que previamente habremos mezclado la levadura, pero vamos añadiendo poco a poco hasta incorporar completamente. Por último echamos el colorante y mezclamos hasta que la masa tenga un color homogéneo. Cuando tengamos la masa la dejamos reposar en la nevera unos 15 minutos antes de trabajarla. Ahora vamos cogiendo cucharadas de masa (yo he usado la medida de la de helado) y vamos haciendo una forma cilíndrica y alargada. Cortamos por la mitad y damos forma de dedo, es decir, aplastamos por los nudillos  y hacemos un poco más ancha por ahí. En la zona de los nudillos hacemos unas rayas con un palillo para que simulen los pliegues de los dedos. Cogemos las almendras y vamos aplastándolas en uno de los extremos del dedo para que parezca una uña. Cuando estén todas metemos en el horno 15 minutos a 180º. Sacamos y dejamos enfriar. Cuando estén frías quitamos las almendras (tened en cuenta que se caen, las hemos horneado para cocerlas y para que nos dejen el hueco perfecto en las galletas) y para pegarlas echamos un chorrito de royal icing en el hueco de la almendra y colocamos posteriormente esta encima, pero cuando aún esté húmeda la glasa. Yo para que se notasen más los pliegues de los nudillos he repasado los huecos con un rotulador de tinta comestible. Y ya están listas. Creepy!!