Lemon Meringue Pie o Tarta de Limón y Merengue

UMMM!! Cómo está esta tarta de limón y merengue… ¡Me encanta! Con ese suave merengue tostado, ese relleno de lemon curd y la base de pasta brisa. Es una combinación deliciosa, sin duda. La Lemon Meringue Pie es una de esas tartas típicas que se ven en las películas, de esas tartas tradicionales que tanto me gustan. Para mí son las mejores y no necesitan nada de decoración. Lo único que cuenta es su estupendo sabor. Además esta tarta cuenta con dos de las cosas que más me gustan que son el merengue y el lemon curd. Sinceramente, esta crema de limón creo que es uno de los grandes inventos de la humanidad, cremosa, fina, nada ácida y con mucho sabor a limón. Riquísima y perfecta para el verano.

Lemon Meringue Pie 1

Cosas a tener en cuenta para la elaboración de la tarta. Debéis disponer de un par de horas para la elaboración, pero no os preocupéis, si os decidís a hacerla vuestros invitados os agradecerán el esfuerzo. Cuando la prueben sus caras me darán la razón. Merece la pena hacerla. Una buena taza de té helado y una porción de esta tarta harán una sobremesa perfecta.

Lemon Meringue Pie  2

¿Por qué os digo lo de las horas de elaboración? Pues porque tenemos que hacer la pasta brisa, dejar que repose en la nevera para poder trabajarla, hornearla después, dejar que enfríe y entonces, cuando esté totalmente fría pondremos el lemon curd, que por otra parte también hay que hacer y dejar enfriar. Y cuando tengamos todo esto añadir el merengue, que con un par de minutos de grill estará listo, pero que nos llevará un ratito de varillas intensivas tenerlo como queremos. Lo bueno es que todos los ingredientes son fáciles de hacer, pero necesitan reposo y tener la temperatura perfecta. Bueno, pues dicho esto, ahí va la receta.

Lemon Meringue Pie  3

Lemon Meringue Pie (tarta de 22 cms de diam)

Ingredientes:

Para la pasta brisa:

-140 grs de harina de trigo

-120 grs de mantequilla fría cortada a daditos

-una pizca de sal

-2 cucharadas soperas de agua fría

Para el lemon curd:

Os dejo el enlace de la receta que preparé el verano pasado Lemon Curd

Para el merengue:

-4 claras de huevo a temperatura ambiente

-1 cucharada sopera de zumo de limón

-1/2 cucharadita de cremor tártaro

-140 grs de azúcar glas

Elaboración:

Lo primero que hacemos es preparar la pasta brisa. Para ello ponemos en un bol la harina y la sal y mezclamos. Añadimos la mantequilla cortada y vamos deshaciendo los cubitos con los dedos, al mismo tiempo que mezclamos con la harina. Lo hacemos hasta que estén completamente deshechos todos los trocitos de mantequilla añadimos el agua poco a poco mientras mezclamos. Se irá despegando de las paredes del bol y haciendo una bola. Sacamos y amasamos para que se quede todo bien integrado. Formamos una bola y envolvemos en papel film y dejamos enfriar en la nevera 1 hora y media. Cuando haya pasado este tiempo sacamos y ponemos la masa sobre una superficie previamente enharinada y con un rodillo vamos dado forma circular hasta que tengamos una masa de 2-3 mms de grosor. Pasamos al molde y cubrimos con garbanzos o judías y metemos en el horno precalentado a 170º durante unos 20-22 minutos. Sacamos y dejamos enfriar completamente sobre una rejilla.

El merengue no tiene secretos. Ponemos todas las claras en un bol y empezamos batiendo a velocidad baja hasta que blanqueen. Entonces vamos añadiendo el azúcar poco a poco al mismo tiempo que batimos con las varillas. Cuando empiece a subir añadiremos el cremor tártaro, que nos estabilizará la mezcla, detendrá la cristalización del merengue y nos dará ese bonito acabado satinado que tanto nos gusta. Vamos subiendo la velocidad hasta que esté casi perfecto, entonces añadiremos el zumo de limón, que hará que el merengue quede más apretado y seguimos batiendo hasta que cuando saquemos las varillas y las pongamos hacia arriba el pico del punto de nieve no baje.

Vamos a terminar nuestra tarta. Cogemos nuestra masa que ya está fría y la rellenamos con el lemon curd. Vamos poniendo encima con cuidado el merengue hasta que cubra toda la superficie de la tarta y forme una montañita en el centro (queda más bonita) y entonces con una espátula, vamos dibujando círculos por el merengue intentando que los picos nos queden hacia arriba. Cuando la tengamos la metemos en el horno SIN temperatura, solo con el grill, durante 2 minutos más o menos (hasta que quede dorada). Y ya tenemos lista nuestra deliciosa Lemon Meringue Pie. Espero que os guste.

Lemon Meringue Pie 4

Tarta de Aniversario de Bodas

Tal día como hoy, 30 de mayo, pero de 1976, mis padres se dieron el Sí, quiero. Y como es el aniversario de bodas de mis padres y les quería hacer una tarta especial para celebrar los 37 añazos que llevan casados.

Tarta Aniversario 1

Mi madre es la fan nº1 de Peggy Porschen y pensé que le gustaría mucho tener una pequeña tarta del estilo de esta grandísima maestra. Por supuesto, ni me comparo, pero ella hace unas tartas de un gusto exquisito, delicadas y sencillas, y por ahí pensé enfocarla. Además, a mí me encantan las tartas de flores. A ver, las de temáticas varias (muñecos, coches, etc) son monas, pero a mí las que me gustan de verdad son las tartas nupciales y a mi madre también, así que me decidí por hacer una tarta que fuese del estilo “Wedding cake”, pero en pequeñito.

Tarta Aniversario 2

Cuando la diseñé tenía claro que debía ser blanca, pero no sabía qué decoración poner. Al final me decidí por un bouquet de flores de colores empolvados, en rosa, blanco, salmón y berenjena. La mitad de las flores están realizadas en blanco, rosas incluídas, y después pintadas con colorante en polvo Rosa Claro. Las otras están hechas en rosa claro y pintadas con colorante polvo Aubergine. Todas ellas las hice con pasta de goma blanca Satin Ice y teñidas de Rosa de Wilton. El fondant, por supuesto, es de la marca Funcakes. Después de probar muchas marcas más baratas me quedo sin duda con este. Desde luego, no os recomiendo nada el de la marca Kelmy, es muy poroso, demasiado elástico, acabado mate…vamos, un horror.

Tarta Aniversario 3

Bueno, pero ¿queréis saber de qué la he hecho? Nada de MSC. Esta la he hecho de un delicioso bizcocho de chocolate puro 70% cacao:  Buttermilk Chocolate Cake, del libro Tea with Bea. Ni os imagináis lo buenísimo que está. Sabe a chocolate puro en todo su esplendor. Prometo hacerlo en otro post. Para el relleno preparé un delicioso buttercream de… ¡CHOCOLATE!, jaja, cómo no. Pero lo hice con cacao puro en polvo, nada de chocolate. No quería que quedase demasiado dulce el conjunto y que el azúcar matase el sabor del cacao puro. Así que eso, chocolate + chocolate + flores: acierto seguro.

Tarta Aniversario 4

Todas las recetas que he utilizado prometo ponerlas en otros post, porque hoy tengo un poco de prisa: Tengo una deliciosa tarta esperándome ;).

Angel’s Food Cake

¡Por fin me he atrevido a hacer un Angel’s Food Cake! Esta es una de esas recetas a las que les tenía ganas, sobre todo, porque en las páginas que veo insisten mucho en la dificultad de hacerla perfecta para obtener un resultado aceptable. Pues me he armado de valor y me he pasado la tarde preparándola. ¿La verdad? No es tan fiero el león como lo pintan. No nos engañemos, no es un bizcocho de yogurt que con tres medidas lo tienes listo, pero teniendo en cuenta las cosas que llevo hechas ya, me ha parecido coser y cantar. ¿Que tiene cierta dificultad? Pues sí, pero ¿acaso hay algo que merezca la pena que no la tenga? Yo solamente os digo que me he comido 1/4 mientras hacía las fotos con su jarabe de arce incluido de un bizcocho de 26 cms de diámetro), y no me ha empachado. Vamos, que me puedo comer un trozo más esta noche sin problema, jajaja.

Angel's Food Cake 1

Voy a contaros las dificultades de esta receta. Lo primero es que es muy importante que los huevos (o las claras que utilicéis) estén a temperatura ambiente. Lo segundo es que necesita cremor tártaro y a mí me costó encontrarlo. Tercero, el molde nunca, nunca puede ir engrasado. Tenedlo completamente limpio y seco antes de echar la masa. Como el mío no es desmontable he hecho un círculo de papel de hornear para cubrir la base del molde y poder desmoldar bien. Cuarto, como todo en repostería es muy importante seguir exactamente las cantidades y los tiempos, así como la elaboración. Y quinto,¡ seguir la receta!

Angel's Food Cake 2

¿Y esta delicia se puede acompañar de algo? Of course. Yo le he puesto jarabe de arce porque sabéis que me encanta, pero lo podéis acompañar de helado, de sirope de chocolate (receta aquí), de frutas frescas, o simplemente con un buen vaso de leche mojadito…Os lo dejo a vuestra elección.

Angel's Food Cake 3

 

Angel's Food Cake 4

 

 

Angel’s Food Cake (molde de 26 cms)

Ingredientes:

-9 claras de huevo L a temperatura ambiente

-1 cucharada sopera de zumo de limón

-2 cucharaditas de esencia de vainilla

-1/2 cucharadita de esencia de almendra

-1/2 cucharadita de sal

-1 cucharadita de cremor tártaro

-125 grs de harina tamizada

-300 grs de azúcar blanquilla

Elaboración:

En primer lugar precalentamos el horno a 175º. Cogemos la mitad del azúcar y toda la harina y las tamizamos. Reservamos esta mezcla. Ahora viene lo complicado. Ponemos las claras en un bol y comenzamos a batir (os recomiendo por lo menos una batidora eléctrica de varillas) a velocidad baja hasta que las claras empiecen a espumarse un poco. En este punto le añadimos el cremor tártaro, la sal y el limón y seguimos batiendo. Tenemos que hacer un merengue así que sin prisa. Cuando comience a hacerse merengue, es decir, cuando ya esté blanco y cremoso vamos a añadir en tres o cuatro veces la mitad del azúcar que nos ha sobrado antes, pero sin dejar de batir con las varillas. Añadimos las esencias y continuamos con el punto de nieve. ¿Cuándo estará perfecto? Y esto es MUY IMPORTANTE: cuando al levantar las varillas del punto de nieve los picos que hace se queden perfectos si las ponéis hacia arriba, que no se desmonten ni se bajen. Very important, hacedme caso. Tocadlo si hace falta que no os va a comer: que esté esponjoso, pero que al apretar los dedos no se deshaga, que ponga cierta resistencia. Y cuando tengáis esta textura coged la mezcla de la harina y el azúcar y comenzad a incorporarla al punto de nieve mientras volvéis a tamizarla. Poco a poco eso sí. Mezclad con una espátula de abajo a arriba con movimientos envolventes hasta que se acabe la mezcla de la harina. Y ahora echad esta mezcla final en el molde y con la ayuda de la espátula alisad la superficie. Cuando esté igualada, cogemos un cuchillo y vamos haciendo unos círculos por toda la masa para evitar que se hagan bolsas de aire y así nos aseguramos que el bizcocho queda esponjoso y compacto, sin agujeritos. Volvemos a alisar la superficie y al horno entre 40-45 minutos. Ojo, no menos de 40 y no abráis el horno para ver como está. Confiad en mí, 40 minutos y perfecto.

Otro paso importante: cuando lo saquemos del horno tenemos que dejarlo enfriar boca abajo para que no se cristalice. ¿Cómo? Muy fácil, meted en el agujero del molde un vaso vacío, una botella o algo así, que aguante el peso y que deje pasar perfectamente el aire por la parte abierta del molde. Enfriamos entre 1 hora y 1 y 1/2 y ahora a desmoldar. Como el molde no puede estar engrasado debemos pasar una espátula o cuchillo por todo el molde. Damos la vuelta y listo para comer. El mejor bizcocho que he probado jamás y con la textura más espectacular que he probado nunca.

Angel's Food Cake 5

Angel's Food Cake 6

 

Old Fashioned Apple Caramel Layer Cake ó Tarta de Manzana y Toffee a la antigua

¡¡Pero qué título más largo, por Dios!! Total para decir Tarta de Manzana y Toffee a la antigua. La verdad es que tenía muchas ganas de hacer una de estas Old Fashioned Layer Cakes desde que ví una en el libro de Tea with Bea el verano pasado. Casi un año y no he podido quitármela de la cabeza así que…¡ por fin la he hecho!. Recuerdo que hace un tiempo cada vez que empezaba un proyecto de tarta me ponía nerviosa solamente de pensarlo, me estresaba por si no me salía bien, me temblaban las manos cuando la montaba… Ahora esto está superado, y es que no hay nada como la práctica para quitarle a una los miedos, los nervios y el estrés.

Apple Caramel Layer Cake 1

Os cuento un poco la historia de estas tartas. Las tartas Old Fashioned son las tartas típicas de toda la vida americanas, a la antigua usanza, sin mucho adorno ni un acabado espectacular, porque en las casas no tenían que dejar las tartas maravillosas para que la familia diese buena cuenta de ellas. Solo necesitaban estar deliciosas. Así que son tartas que están buenísimas, con la garantía que dan las recetas tradicionales y que, aunque no llevan adornos están adornadas de AMOR, jijiji. Lo cierto es que yo quería hacerle una rosa para ponerle encima, pero siento decir que sigo con mi dedo pulgar entablillado, así que no ha podido ser. Para la próxima garantizado el adorno.

Apple Caramel Layer Cake 2

Aunque la receta es mía, he seguido los ingredientes de mi idea original. A ver, que me explico. Quería hacer una tarta con fruta y me decidí por hacerla con manzana caramelizada, pero al estilo americano. ¿Habéis visto en las pelis esas ferias del campo donde eligen a “Mary Ellen” la Reina del Maíz?  Pues siempre sacan un puesto de manzanas con caramelo, pero allí, al contrario que aquí el caramelo se lo curran un poco más. Aquí hacemos un caramelo con azúcar derretida, colorante y aroma que deja unas manzanas rojas muy bonitas. Allí es menos llamativo, ya que el caramelo es un toffee de nata y mantequilla que, aunque es marrón, el sabor es espectacular.

Apple Caramel Layer Cake 3

Bien, pues ahora sí, vamos con la receta.

Old Fashioned Apple Caramel Layer Cake (para una tarta de 16 cms de diam)

Para la masa:

-1 manzana Granny Smith rallada

-150 grs de harina de trigo tamizada

-200 grs de azúcar moreno

-2 huevos

-1 cucharadita de levadura en polvo

-1/2 cucharadita de bicarbonato

-1/2 cucharadita de canela

-1/4 cucharadita de sal

-120 grs de mantequilla a temperatura ambiente

-1 cucharadita de esencia de vainilla

Para el frosting de queso:

-250 grs de mantequilla a temperatura ambiente

-60 grs de queso crema frío

-170 grs de azúcar glas tamizada

Para el toffee con manzana:

-1/2 manzana Granny Smith pelada y cortada a rodajas finas

-125 grs de mantequilla

-250 grs de azúcar moreno

-120 ml de nata

-1 pizca de sal

Elaboración:

Comenzamos preparando la manzana caramelizada, ya que necesitaremos que se enfríe completamente para poder montar la tarta. En un cazo ponemos la mantequilla a calentar y cuando esté líquida añadiremos la manzana que dejaremos a fuego lento hasta que coja un color tostado. En este punto añadiremos el azúcar moreno y dejamos calentando hasta que esté completamente disuelto. Cuando esté todo hecho un líquido añadiremos la nata y la sal y dejamos que se cocine a fuego lento hasta que quede con la consistencia de un sirope y la manzana esté totalmente blanda y transparente. Apartamos del fuego y reservamos hasta que enfríe.

Ahora la masa. Comenzamos mezclando en un bol la harina, la levadura, el bicarbonato y la canela. Reservamos. En otro bol ponemos la mantequilla y el azúcar y batimos bien hasta formar una pasta. Añadiremos los huevos y batimos bien. A continuación añadimos la manzana y la esencia de vainilla y mezclamos. Añadiremos esta mezcla al bol de los ingredientes secos y mezclamos todo. Preparamos los moldes. Yo siempre utilizo un molde por capa de tarta para que me queden todas iguales. Engrasamos los moldes y repartimos la masa por igual en cada uno de ellos. Precalentamos el horno a 190º y cuando tenga la temperatura metemos los moldes y dejamos hornear durante 20-22 minutos. Sacamos y dejamos enfriar completamente en una rejilla antes de desmoldar.

Vamos a por el frosting. En un bol ponemos la mantequilla y batimos con las varillas hasta dejar a punto de pomada. Añadimos el azúcar glas, poco a poco, incluso en un par de veces, mientras seguimos batiendo. Cuando esté hecho una crema añadiremos el queso y ahora batimos a velocidad alta hasta que se quede una crema esponjosa. Tened en cuenta que tiene que triplicar su volumen inicial.

Y ahora solo nos queda montarla. Ponemos un buen pegote de frosting en la base de la tarta que toque el plato para que podamos trabajarla sin que se mueva. Ahora ponemos capa de bizcocho, capa de frosting, las rodajas de manzana y un chorrito de salsa de toffee. Repetimos este paso por cada una de las capas de la tarta y ya está listo para comer. Espero que os guste.

Tarta de Galletas y Chocolate Monster High (Making Off)

¿Recordáis la tarta que colgué la semana pasada? Pues ha sido todo un éxito, pero hay unos cuantos que me han preguntado cómo la hice, así que hoy voy a narrar el making off (errores incluídos) para que podáis hacerla vosotros mismos.

Empecemos por la tarta base: la clienta quería una tarta de galletas con chocolate. Me pidió que fuese de galletas Rio con chocolate Valor y leche. Para esto utilicé:

-1 litro de leche para el chocolate

-1 kg de chocolate Valor a la taza

-1/2 litro de leche para mojar las galletas

-1 paquete grande de galletas Rio (utilicé 4 paquetitos)

-4 yemas de huevo

La elaboración de esta tarta es muy sencilla. Para el que no lo haya hecho nunca consiste solamente en hacer el chocolate a la taza, añadirle las yemas de huevo y dejar que enfríe. Luego mojamos bien las galletas en leche y vamos poniendo capas alternativas de galletas mojadas y chocolate a la taza. Después frigorífico y listo. Lo único a tener en cuenta es que las galletas tienen que estar muy mojadas, ya que si os quedan secas o crujientes la tarta no vale nada. Es una tarta húmeda. Muy húmeda. Humedísima.

Cero complicación la versión sencilla. El problema viene cuando quieres hacer algo especial con una tarta húmeda. He hecho muchas tartas y con diferencia esta es la que más me costó. No por la elaboración (evidentemente) sino para poder llevar a cabo el diseño que había preparado.

Mi intención inicial era hacer una tarta rectangular muy grande de unos 45×35 cms, con Kit Kat adornando el perímetro y superficie suficiente para todos los adornos que había preparado para las niñas, pero cada vez que la montaba y llegaba a la 6ª capa de galletas se empezaba a desparramar por la humedad. Tarta nº1 a la basura.

Empieza la tarta nº2 y compro una bandeja rígida de color fucsia, para que no empapase la parte inferior con el peso de las capas superiores y aguantase bien el peso final de la tarta (tened en cuenta que era para 25 niños y algunos padres). Cambio la receta del chocolate porque no termina de ser todo lo espeso que necesito. Consigo el espesor pero ¡Sorpresa!, cuando llega la capa nº7 vuelve a empezar el baile de las galletas flotantes. Segunda tarta a la basura.

A todo esto tenía que entregar la tarta al día siguiente y estaba desesperada, porque para que esté buena debe reposar una vez hecha una noche más o menos. Pues nada, botas de agua que está lloviendo y corriendo al super a por otra tanda de ingredientes.

Con la tercera tarta la cosa empezó mejor. Volví a cambiar la fórmula del chocolate y dejé menos tiempo las galletas en la leche. Entonces pensé en ir mojando con un pulverizador lleno de leche las galletas una vez puestas antes de añadir el chocolate. Y eso parecía que funcionaba, pero la tarta seguía siendo demasiado grande y volvía a tener el mismo problema. Al no querer ponerla en un molde para entregarla, ya que la quería adornar de una manera concreta no había tope que la aguantase y del propio peso se vencía. Tercer intento fallido.

Doce de la noche, desesperada y sin haber cenado por el nudo que tenía en el estómago consulto con mi marido. Y entre los dos ideamos un plan (digo yo que tantos años trabajando con arquitectos y planos tienen que servir de algo). Pensamos en la “deconstrucción” de la tarta, como diría Ferrán Adriá. Así que vuelta a empezar, pero esta vez tenía que ser la definitiva. Y lo fue.

Lo primero: Molde de 28 cms de diámetro desmontable. Segundo: Forramos el mismo con papel de horno de manera que quede muy tenso (nada de arrugas). Tercero: Fundimos dos tabletas de chocolate de cobertura (ojo, nada de mantequilla) y dejamos que entibie, pero no frío, tibio. Pincel y Kit Kat. Comenzamos poniendo chocolate de cobertura en toda la base del molde hasta que cree una capa de un par de mm. Enfriamos. Ahora cogemos los Kit Kat de tres en tres y encaramos la parte del nombre con el borde exterior del molde en vertical y acto seguido y con un pincel de cocina vamos pincelando capas (primero finas) de chocolate de cobertura y seguimos hasta rodear todo el perímetro del molde. Dejamos enfriar. Volvemos a pasar el pincel con chocolate por el perímetro y volvemos a enfriar. Hacedlo hasta que se gaste todo el chocolate de cobertura y dejamos en la nevera.

Cuando el molde galletil está en el frigo empezamos con la tarta de galletas propiamente dicha, es decir, vamos preparando en una base la tarta de galletas. Ahora necesitamos que esté muy húmeda y blandita, ya que cuando esté lista vamos a rellenar con ella el vaso que hemos formado con los Kit Kat. Cuando lo tengamos listo rellenamos ajustando el tamaño de las galletas al molde redondo y vamos añadiendo más capas de chocolate a la taza para que rellene bien todos los huecos que pudiese tener. Terminamos con una capa gruesa de chocolate a la taza y al frigo. Ni una pérdida de humedad, ni un hueco, ni nada. Eso sí, sed muy meticulosos en el pincelado, que no quede ningún hueco sin pincelar con chocolate por pequeño que sea. El líquido, por donde pueda se abrirá paso y os echará a perder todo el trabajo.

Y ahora vamos a por la calavera de chocolate.

Necesitamos:

-1 tableta de chocolate de cobertura negro

-1 tableta de chocolate de cobertura blanco

-Colorante alimentario rojo (si puede ser liposoluble)

-3 mangas pasteleras

-3 boquillas del nº2

-Una carpeta tipo sobre de las de plástico

-El dibujo que queráis hacer

¿ Cómo se hace? Fundid el chocolate y esperad a que enfríe, como un punto antes de que se empiece a poner sólido de nuevo. Si queréis colores (en este caso el rosa) añadid el colorante al chocolate blanco y mezclad bien. Rellenamos las mangas con cada color que necesitemos. Cortamos la carpeta a tamaño folio de una sola hoja. Ponemos el dibujo que queramos hacer y encima el plástico y fijamos todo con fixo. Pasamos un trapito con unas gotas de aceite de girasol por la superficie del plástico. Ahora vamos dibujando el perfil cubriendo bien todos los huecos. Cuando esté listo metemos en el frigo hasta que cuaje bien. Sacamos y rellenamos del color que queramos y al frigo y así hasta que terminemos con todos los colores. Cada color necesita su propio tiempo de enfriado, ya que si no está muy frío al añadir otro color por encima o el contorno, como este último debe estar un poco caliente, se emborronará.

Pues ya está, espero que os haya servido de ayuda y no olvidéis enviar vuestras fotos si os decidís a hacerla.

Un abrazo.

 

Tarta de Galletas y Chocolate Monster High

Hace unos días me llamó una seguidora de la Fanpage de Facebook para saber si le haría una tarta para el cumple de su hija y una amiga. ¡Encantada, claro! Tras hablar por teléfono y comentar un par de detalles para saber cómo quería la tarta me dijo que tenía que cumplir dos requisitos imprescindibles: que fuese de galletas, de la de toda la vida y que tuviera algo de las Monster High, con lo cual de entrada descartamos el fondant ya que la tarta de galletas es muy húmeda y además tiene que estar en la nevera y ya sabéis por entradas anteriores que ni lo uno ni lo otro se llevan bien con el fondant.

Tarta Monster High Kit Kat 3

Le enseñé varios tipos de tartas y le gustó mucho una que hay circulando por la red de Kit Kat, pero al ser de galletas le dije que no tenía claro si lo podría hacer. Bueno, el caso es que me dio manga ancha para la decoración y me puse a ver ideas de tartas de las Monster. El problema que encontré es que todas, todas eran de fondant, así que las descarté. Y comencé con las prácticas de laboratorio. Ya tenía claro cómo la adornaría: con la calavera de chocolate y para eso lo que hice fue un transfer con un dibujo y chocolate de cobertura negro y blanco. Para el lacito quería conseguir colorante liposoluble, que es el que se utiliza para teñir el chocolate, pero no encontré por ningún sitio, así que utilicé el Extra Red de Sugarflair y quedó rosa, aunque no tan intenso como quería. Además le puse el nombre de las niñas en chocolate negro y los enmarqué en nubes de chocolate rosa. Y para la base, pues simplemente con muuucha paciencia, dos bolsas de Kit Kat, galletas, leche, huevos y chocolate. Bueno eso y algún truco de ingeniería que tuve que sacar de la manga (que se note el tiempo que me pasé llevando obras) y amor. Mucho amor.

Tarta Monster High Kit Kat 2

El resultado ha quedado sorprendente. Y la verdad es que cuando las clientas la han visto les ha encantado. No pensaban que sería así y les ha gustado tanto como les ha sorprendido. Y yo, pues más encantada todavía. Saber que todas las horas de trabajo y dedicación han valido la pena no tiene precio, ¿o sí?

Tarta Monster High Kit Kat 4

Salted Crackers Brownie o Brownie de Crackers Saladas

Llevo días dándole vueltas a la cabeza con hacer un postre que una las crackers saladas con el chocolate y al final he dado rienda suelta a la imaginación y he creado un layer cake de brownie con galletas Tuc. A mí las galletas Tuc me encantan desde que era pequeña y el otro día se me ocurrió mezclarlas con una onza de chocolate puro…UMMMM, pero qué rico estaba. Así que pensé que debía hacer algo que tuviese esa combinación de sabores, pero que además la galleta quedase crujiente, que no pareciese la típica tarta de galletas.

brownie craker 5

Me fui a ver a mi crítica más dura( mi madre, of course) y le comenté mi idea. Teníais que haber visto su cara de ¿pero qué me estás contando? Y empezó con sus peros: pero no te saldrá crujiente, pero es mejor que estén blanditas, pero salado y dulce, pero, pero, pero… Pues nada, que yo me volví a casa pensando que tenía una idea estupenda y que la tenía que llevar a cabo, aunque no confiase en mí ni mi madre. Llegué a casa y le comenté lo mismo al catador oficial y su cara fue aún peor que la de mi madre. Que eso no pega, que haz otra cosa, que pon galletas normales, que si no se qué anuncio de la tele de Milka con Tuc, que si, que si, que si… Y yo cabezota, que esto lo hago yo.

brownie crackers 3

Al final me decidí por hacer un brownie con capas, como una layer cake pero en versión brownie. Lo horneé, lo dejé enfriar y a por las fotos. Entonces el catador ha tenido que hacer el sacrificio de ir comiendo para que se viesen las capas del pastel y ahí estaba la cara que yo esperaba. Ojiplático se ha quedado y si hace unos días su frase era “que si” hoy ha sido “Dios, pero cómo está esto”. Con deciros que se ha dejado parte de la comida para que llegase antes la hora del postre, y eso, si alguien lo conoce sabe que es rarísimo. Así que soy una mujer feliz al ver lo rico que está y la cara de felicidad que pone al comérselo, porque es por lo que me dedico a esto, para ver esas caritas de felicidad que produce el simple hecho que disfrutar de algo tan rico. Aquí os dejo la receta.

brownie crackers 1

 

Salted Crackers Brownie

Ingredientes:

-125 grs de mantequilla + 100 grs más

-30 grs de cacao en polvo

-3 huevos a temperatura ambiente

-1/2 cucharadita de sal

-200 grs de azúcar

-90 grs de harina tamizada

-180 grs de chocolate de repostería + 80 grs más

-1 paquete de galletas Tuc

-Bolitas de chocolate para decorar

Elaboración:

Precalentamos el horno a 180º. En un cazo ponemos los 125 grs de mantequilla y los 180 grs de chocolate y calentamos al baño maría mientras mezclamos con la varilla de mano hasta que se derritan completamente. Dejamos enfriar y reservamos. En un bol ponemos la harina tamizada, el cacao tamizado y la sal y mezclamos bien. Reservamos. En otro bol ponemos los huevos y mezclamos bien con las varillas. Cuando estén espumosos añadimos el azúcar y seguimos batiendo. Ahora vamos añadiendo el chocolate que hemos derretido y mezclamos todo bien. Cuando esté todo bien mezclado añadimos esta mezcla al bol de los ingredientes secos y mezclamos con la espátula hasta que estén totalmente integrados todos los ingredientes. Reservamos.

Ahora vamos a preparar el molde donde vamos a hornear el pastel. Lo untamos de mantequilla para que no se pegue y ponemos encima una capa de galletas Tuc. Derretimos 50 grs de mantequilla y pincelamos las galletas con esta. Ahora echamos la mitad de la masa de chocolate. Alisamos con la espátula y ponemos otra capa de galletas. Las pincelamos con mantequilla derretida. Y ahora incorporamos el resto de la masa. Horneamos durante 35-40 minutos a 180º. Sacamos y dejamos enfriar. Para hacer la cobertura vamos a derretir al baño maría 50 grs de mantequilla y 80 grs de chocolate de cobertura. Dejamos enfriar y extendemos por encima del pastel. Decoramos al gusto y ya lo tenemos listo para comer. Espero que os guste tanto como a mí.