Fougasse de Chocolate Blanco y Negro

Me encanta la fougasse. La vi por primera vez hace poco en un programa de la gran Lorraine Pascale y no pude resistirme a hacerla. Ella la hizo de chorizo y tomillo y me dejó enamorada de ese pan con forma de hoja tan bonito y crujiente que es la fougasse. Pero empecemos por el principio.

Fougasse con chocolate 1

 

La fougasse es un pan típico de la Provenza francesa y tanto en la elaboración como en los ingredientes se parece mucho a la coca de mi tierra o la focaccia italiana. Básicamente es un pan de poca miga, con aceite en su masa, al que se le añaden diferentes ingredientes en la masa para después hornearlo. Nosotros, en Alicante, tenemos una forma diferente de hacer la coca, con menos levadura y más amasado, pero recordad que esto no es una coca, es un pan, por lo que no queremos hojaldrar la masa ni debemos trabajarla mucho para que no quede dura la miga. Debe quedar crujiente la corteza y con la miga esponjosa.

Fougasse con chocolate 2

Aunque la primera vez que la hice me decanté por una fougasse salada con romero a la que añadí sobrasada ibérica y queso de rulo de cabra (una combinación que deberíais probar sin duda) hoy me he propuesto seguir con mi amor por las recetas dulces y he preparado una con chocolate blanco y chocolate negro. ¿Pero si es un pan de aceite?¿Y encima salado? Pues sí, y he optado por esta combinación de sabores por dos razones principalmente: porque todo el pan es salado y una de mis meriendas favoritas cuando era pequeña era el pan con chocolate y porque una de las cocas más ricas que hacemos en Alicante es de chocolate y mollitas, que tiene una combinación de dulce, salado y aceite de oliva que gusta a todo el mundo.

Fougasse con chocolate 3

Así que he customizado esta fougasse con un rico aceite de oliva virgen y chocolates y estoy segura de que os encantará. De todas formas, podéis variarla cambiando el chocolate por el ingrediente que os apetezca: frutos secos, aceitunas, chorizo, jamón, roquefort…Admite cualquier tipo de combinación e incluso la podéis hacer sin relleno. Estoy segura de que os encantará de cualquier manera.

Fougasse con chocolate 4

Fougasse con chocolates (para dos fougasses)

Ingredientes:

-500 grs de harina de fuerza

-300 ml de agua tibia

-12,5 grs de levadura prensada

-1 cucharadita de sal

-30 ml de aceite de oliva virgen

-30 grs de chocolate negro de repostería (yo uso Nestlé)

-30 grs de chocolate blanco de repostería (yo uso Nestlé)

Elaboración:

En un bol ponemos la harina y la sal y mezclamos. A continuación añadimos la levadura desmigada y trabajamos la mezcla con los dedos para que quede lo más deshecha posible. Cuando la tengamos añadiremos el aceite y mezclamos bien con los dedos y a continuación añadiremos poco a poco el agua hasta que se integre completamente y se forme una masa un poco pegajosa. No enharinéis la superficie de amasado, trabajando la masa va cogiendo la textura que necesita y no es necesario añadir harina (de hecho, la primera vez que la hice quedó apretada por la harina de más y por no amasar bien). Ahora viene lo más importante para conseguir una fougasse deliciosa: el amasado. Es muy importante que sigáis este paso como os digo, ya que si la amasáis como si fuese pan no entrará el aire suficiente y no quedará lo suficientemente esponjosa. Debemos coger la masa y apretar la superficie con los pulgares al mismo tiempo que vamos recogiendo con el resto de las manos la masa que hay en contacto con la superficie de trabajo y la llevamos hacia donde tenemos los pulgares. Apretamos un poco y repetimos el proceso varias veces, durante unos 7-10 minutos más o menos. Veréis que la masa no deja ni un resto en la superficie de trabajo ni en vuestras manos. Entonces ponemos la masa en un bol que cubriremos con papel film pintado con aceite y que haga contacto con la masa para evitar que se reseque. Dejamos reposar y debe levar hasta el doble de su volumen inicial. Cuando esté (calculad una hora más o menos) ponemos el horno a precalentar a 230º. Cogemos la mitad de la masa y la aplanamos un poco con las manos dando la forma de hoja. OJO: NO AMASAMOS. Es la única forma de que quede suave y esponjosa. Echamos por encima el chocolate y envolvemos un poco intentando amasar lo menos posible. Ponemos sobre la bandeja del horno y hacemos unos cortes en la masa. Estos cortes los abriremos un poco antes de meter en el horno, ya que con el calor la masa sube y los puede cerrar, pero no abráis demasiado, porque entonces pueden romperse cuando se hornee. Dejamos en el horno a 230º durante 15 minutos y sacamos. Dejamos enfriar en una rejilla y ¡Lista para comer!

Bon Appétit.